Traducción de textos económicos

La traducción de textos económicos es una tarea altamente especializada que requiere un excelente dominio del idioma, así como un profundo conocimiento de los conceptos y términos financieros. Abarca múltiples tipos de textos, tales como informes anuales, balances contables, declaraciones tributarias, notas de prensa y textos relacionados con noticias de carácter financiero.

A muchos profesionales del sector, la traducción de textos económicos les puede resultar una tarea relativamente rutinaria. Al fin y al cabo, los informes financieros a menudo constan principalmente de una infinidad de números y los números no cambian mucho de un idioma a otro.

No obstante, es importante tener en cuenta que las convenciones lingüísticas a veces varían enormemente de un idioma a otro o de una divisa a otra y, lo que podría parecer un detalle insignificante, puede provocar confusiones fatales. Así, por ejemplo, en español «1.000» significa, como sabemos «mil», mientras que en inglés, esa misma cifra hace referencia a una cantidad mucho menor, ya que significa «uno coma cero». Errar en este tipo de detalles de puntuación puede causar incertidumbre en el lector, quien puede comenzar a dudar de la veracidad o fiabilidad de la información que está leyendo.

Informes anuales: algo más que números

Los números no son los únicos datos que cuentan a la hora de traducir documentos como un estado financiero. Los informes anuales son el escaparate de tu empresa ante el mundo: proporcionan información sobre quién eres y, lo que es aún más importante, sobre cuál es la situación económica de tu negocio. Por este motivo, la información sobre el desarrollo de tu empresa debe presentarse de forma clara y cuidadosa y las cifras se deben mostrar en el contexto adecuado. Es importante que tus éxitos destaquen nítidamente y no queden escondidos detrás de numerosas expresiones confusas, inconexas o superfluas.

Los traductores de este tipo de textos han de contar con conocimientos especializados sobre la normativa y la terminología financiera, tanto en el ámbito del idioma original como en el del idioma de destino. Deben estar familiarizados con las normas contables de la NIIF y su léxico específico y también deben entender la forma en que dicha nomenclatura se ha traducido en el contexto de destino y cómo se relaciona con su equivalente local.

En Suecia, por ejemplo, la autoridad nacional de supervisión Finansinspektionen establece su propia normativa y toma decisiones relativas a cómo se aplican en el país las normas internacionales de la NIIF. Tales decisiones afectan a la forma en que se deben llevar a cabo las traducciones para este país y se han tener en cuenta cuando se elaboran textos para el mercado sueco.

Financial translations alt

Pequeños errores que pueden causar grandes problemas

El tono y los matices también adquieren especial relevancia cuando se traducen artículos o notas de prensa. El impacto potencial de los errores en este ámbito quedó patente en 2005, cuando la pésima traducción al inglés de un artículo del periodista chino Guan Xiangdong provocó el caos en los mercados. El artículo original en chino incluía cifras a modo especulativo, pero el tono de la traducción inglesa sugería que tales números hacían referencia a decisiones reales que el gobierno de China ya había puesto en práctica. El resultado: pánico colectivo y trastornos generalizados.

En un sector tan vulnerable a la especulación, la desinformación y los rumores, es crucial evitar este tipo de errores y mantener en todo momento los mismos matices del texto original. Por este motivo, en Comunica trabajamos únicamente con traductores nativos del idioma de destino que están especializados y disponen de la experiencia necesaria para transmitir todas las sutilezas del texto original de forma natural y clara en el texto traducido.

Los glosarios y las memorias de traducción ahorran tiempo y garantizan la homogeneidad

Utilizamos métodos especializados de traducción asistida por ordenador a fin de mejorar la calidad de nuestro trabajo. Esto resulta particularmente ventajoso a la hora de traducir informes anuales, ya que nos permite reciclar traducciones de años anteriores y ofrecer mejores plazos de entrega y una precisión incomparable. También podemos incorporar en nuestras herramientas los glosarios y listados de palabras que nos proporciones para garantizar que las traducciones que realicemos sean coherentes con los documentos que ya existen en tu página web o en cualquier otro sitio.

Ponte en contacto con nosotros si precisas información adicional sobre cómo podemos ayudarte.